Publicidad

Publicidad

Juego de atender clientes en el restaurante de luna

Juego de atender clientes en el restaurante de luna

El restaurante de Luna es uno de los lugares más concurridos en Hawai debido a la agradable atención que reciben las personas durante su estadía allí, cuando van a almorzar y compartir un buen momento con su familia o amigos. En el juego de atender clientes en el restaurante de luna nuestra labor consiste en proporcionarle el mejor servicio a las personas que lleguen al establecimiento, desde tomar su pedido hasta servirlo en la mesa. Por supuesto, todo esto debemos hacerlo rápidamente porque sino los clientes se marcharán insatisfechos y no podremos avanzar de nivel.

En el juego de atender clientes en el restaurante de luna encontramos 21 niveles, cada uno con sus características peculiares. Los primeros niveles son fáciles pero a medida que avanzamos hallaremos más dificultades para continuar. Al empezar la partida debemos mover al cliente desde la entrada hasta la mesa y esperar que realice su pedido; luego debemos acrecarnos para tomarlo; y finalmente, debemos esperar que el chef prepare el pedido para luego servirlo al cliente. Mientras hacemos todo esto pueden aparecer más clientes, por lo que debemos ser rápidos y no dejar de atender a ninguno.

-

La ventaja del juego de atender clientes en el restaurante de luna es que a medida que avanzamos podemos ir renovando el establecimiento, agregando más mesas y sillas. También podemos comprar otros zapatos para movernos más rápido por el restaurante y así atender mejor a nuestros clientes. Como empezarán a aparecer más personajes, debemos buscar otro chef para preparar los pedidos. Además de estos arreglos podemos decorar el lugar, añadiendo cuadros a la pared, incluso podríamos tener una rocola. Claro, para comprar todo esto debemos ir reuniendo las propinas y superar el monto estipulado para el día.

En el juego de atender clientes en el restaurante de luna encontraremos personajes pintorescos, desde mujeres que van a almorzar solas o acompañadas, empresarios, ancianos, y hasta un cliente difícil con cara de lobo a quien debemos atender rápidamente. A los ancianos también debemos darle una atención especial porque no pueden estar tanto tiempo de pie mientras se desocupan las mesas. Debemos señalar que así como debemos servir el pedido rápidamente también debemos ser rápido al momento de retirar el dinero, es decir, el pago por la comida y las propinas

Publicidad

Publicar un comentario