Publicidad

Publicidad

Paseo sónico como ninguno

Paseo sónico como ninguno

Paseo sónico como ninguno, es un video juego lleno de aventuras, placer y actividades que encierran mucha diversión, entre los participantes, que desean obtener el primer lugar, en ésta carrera de motos, tan peculiar, donde la diferencia del terreno a recorrer, los obstáculos tan variados a superar, y la meta poco convencional para llegar, se convierten en un gran atractivo, que hace que todos los chicos del grupo de amigos, quieran estar dentro del evento, para reir y ganar. 

Reír, ganar, participar, subir, correr, volar, superar, llegar y ser el mejor en el video juego de Paseo sónico como ninguno, es una aventura de sumo placer, donde la diversión no se hace esperar, y los recorridos, se convierten en una gran hazaña, que no cualquiera, es capaz de completar, ya que el trayecto que traza el juego, es muy poco singular, por lo cual, no es sencillo, aprender de memoria, todos los recovecos con que cuenta el lugar, donde se desarrolla la historia del video juego.

-

Los recovecos y laberintos, que posee el  trayecto a recorrer, cuando se está jugando Paseo sónico como ninguno, en moto tiene grandes trampas que pueden sacarnos del juego definitivamente, sino somos capaces de intuir su ubicación. Esquivar éstas trampas, es de suma importancia, se se quiere llegar al final del camino, con buenos puntajes y excelentes recompensas, que procuren una muy buena ubicación, en la tabla de posiciones, del grupo de amigos que se reúnen para jugar, divertirse, competir y ganar.

Competir, ganar y divertirse, es muy sencillo, cuando se juega Paseo sónico como ninguno, ya que éste video juego, contiene una gran cantidad de lugares, que se deben atravesar sin novedades; montañas que se deben escalar en la moto, sin  sufrir caídas, y caminos que no son sencillos de atravesar, por lo cual, el juego, se convierte en toda una hazaña, que debe lograr quien quiera ubicarse por encima de sus contrincantes, logrando los mejores puntajes, y las mayores recompensas.

 

Publicidad

Publicar un comentario